BOGOTÁ (AP) — La petrolera estatal colombiana Ecopetrol informó el jueves un nuevo atentado con explosivos contra el principal oleoducto del país que ocasionó un derrame de crudo pero no causó víctimas.

El hecho ocurrió la noche del miércoles en un tramo del ducto Caño Limón-Coveñas en la zona rural de la población de Toledo, el noroeste del país. Según la compañía, integrantes del grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) colocaron varios explosivos que hicieron detonar un tramo del ducto.

Por razones de seguridad un grupo de 20 operarios de Ecopetrol espera que el ejército colombiano les brinde seguridad para reparar el tramo afectado, señaló la petrolera a The Associated Press.

“La empresa solicita a las personas que se encuentren cerca del lugar afectado abstenerse de activar puntos calientes como fogones, leña, fósforos, cigarrillos y ningún equipo electrónico para evitar inconvenientes de última hora. Ecopetrol expresa su enérgico rechazo a estas acciones que ponen en riesgo la integridad de las personas y afectan gravemente al medio ambiente y a las comunidades ya que el crudo derramado afectó una fuente de agua”, agregó la empresa en un comunicado.

El ducto -de 780 kilómetros que lleva unos 80.000 barriles de crudo diarios desde los campos petroleros en la frontera con Venezuela hasta la costa del Caribe- ha sufrido 32 ataques en lo que va del año, especificó la petrolera. El año pasado fue blanco de 89 atentados.

Las autoridades de la zona atribuyeron el ataque al ELN aunque no hubo pronunciamiento del grupo guerrillero.

En tanto, también se informó que la misma noche del miércoles, próxima a la población La Pesquera --departamento de Arauca, al este del país-- hubo otro atentado con explosivos a un tramo del mismo oleoducto, afectando al parecer solo la tubería. Tampoco ocasionó heridos ni víctimas. El ejército en la zona atribuyó el atentado al ELN.

El presidente colombiano Iván Duque ha dicho en varias oportunidades que la escalada violenta del ELN en diferentes partes del país demuestra que el grupo insurgente no tiene voluntad de paz. Los diálogos con el ELN están suspendidos.

Desde julio del año pasado el ELN ha realizado varios atentados, especialmente contra militares y policías, además de secuestros y ataques contra la infraestructura petrolera.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana y actualmente cuenta con más de 1.700 combatientes, según fuentes militares.